vacuna costa rica

Todo lo que debes saber sobre las vacunas

-Respire profundo
-¡Ay! (grito interno, o a veces externo)
-Listo.

Todos en alguna etapa de la vida hemos vivido este momento, doloroso, nervioso y hasta traumante para muchas personas y es que las vacunas han formado parte de la humanidad desde 1796 cuando Edward Jenner inventó la primer vacuna contra la viruela.

Cuando hablamos de vacunas la percepción es que sirven como un bien necesario que ayuda a erradicar enfermedades mortales tales como la rubeola, el sarampión, la difteria, el tétano, o hasta la gripe.

Adentrándonos a una explicación médica, se entiende por vacuna a las preparaciones destinadas a habilitar inmunidad contra alguna enfermedad estimulando la producción de anticuerpos.

Con esto se prepara al sistema inmune para enseñarle la forma en como debe actuar contra distintos microorganismos, como virus y bacterias a los que se expone el cuerpo humano diariamente.

Las vacunas se crean de una pequeña proporción segura de éstos virus y bacterias que han sido atenuados e inactivos.

¿Cuándo se debe vacunar?

A menudo los pacientes no saben cuál debe ser el cuadro de vacunas correspondientes para sus hijos o en algunos casos para ellos mismos.

Esto dependerá de cuáles vacunas necesitan, por lo general en Costa Rica se trabaja de la siguiente manera:
vacunas Costa Rica
Durante el primer año de vida de forma imperativa se deben de recibir ciertas vacunas, para crear una memoria inmune ante algunas afecciones específicas, algunas requieren una sola dosis, pero otras necesitan varios refuerzos.

Como se colocan?

La mayoría de estas vacunas son suministradas a través de inyección, ya sea esta intramuscular, intradérmica o subcutánea, cabe destacar que hay aplicaciones por vaporizador nasal u oral y además se esta investigando la vacunación a través de parches transdérmicos.

Tipos de vacunas

1. Con agente infeccioso completo:  

              a. Vivas atenuadas. Son las más exigentes en transporte, conservación e indicaciones.

              b. Inactivadas

2. De subunidades (parte del agente infeccioso)

3. Constituidas por un producto extracelular del agente infeccioso.

Componentes de las vacunas

1. Antígeno inmunizante.

2. Líquido de suspensión (solución destilada). Pueden contener trazas de proteínas de los cultivos.

3. Preservantes, estabilizantes y antibióticos. Impiden crecimiento bacteriano y deterioro de la vacuna.

4. Adyuvante, es cualquier sustancia que incorporada a una vacuna acelera, prolonga o potencia la respuesta inmunológica frente a la misma.

Contraindicaciones

1. Anafilaxia a un componente de la vacuna con anterioridad.

2. Pacientes inmunodeprimidos o convivientes tienen contraindicadas las vacunas de virus vivos atenuados.

3. Las embarazadas no deberían ser vacunadas con virus vivos atenuados, se recomienda un intervalo de 4 semanas entre vacuna de virus vivos atenuados y el embarazo.

4. Rango de edad fuera del establecido.

5. Encefalopatía debida a causa no identificable en los 7 días siguientes a la vacuna frente a tos ferina.

Realidades, Miedos y Prejuicios

En el marco de la salud pública, en términos de coste – efectividad, las vacunas son las medidas de mayor impacto en lo referente a prevención de enfermedades infecciosas, de hecho han cambiado la situación sanitaria mundial.

Se han extendido falsos conceptos; sobre estimar el dolor que causa su administración, creer que disminuye la inmunidad, que en la composición entran sustancias tóxicas o que su principal interés es el económico pero el más trascendente es el que pudieran ser causa de enfermedad.


Las vacunas, rara vez, pueden tener efectos secundarios, que han sido usados como generalización por los grupos anti-vacunas.

Falsos Mitos extendidos por Grupos Anti-Vacunas

1. Autismo y enfermedad inflamatoria intestinal (relación con administración de triple vírica).

2. Enfermedades desmielinizantes del sistema nervioso central (relación con vacuna HB).

3. Tras la implantación de la vacuna universal no ha cambiado la epidemiología de enfermedades desmielinizantes.

4. Encefalopatía permanente.

5. Sínddrome de Guillain – Barré. Se admite una asociación causal entre administración de determinados lotes de vacunas antigripales y dicho síndrome. Su presentación con otras vacunas (tétano, triple vírica y anti-HB) son coincidencias.

6. Otras enfermedades autoinmunes. Esclerosis múltiple, diabetes mellitus tipo I, lupus eritematoso, artritis reumatoide, se relacionaba con la vacuna HB pero no se ha demostrado.

7. Muerte súbita en el lactante.

8. DM tipo I. Relacionado por grupos neozelandeses con las vacunas frente al Hib y la HB basado en estudios con animales. No demostrado en humanos.

9. Enfermedades atópicas, sobre todo asma.

10. Cancer.

11. Sistemas de inmunización. Los grupos anti-vacunas también atribuyen que las vacunas producen sobrecarga y deterioro del sistema inmune.

12. Transmisión de virus o partículas virales a través de vacunas.

Porcentajes Reales de Reacciones Adversas

1. Encefalitis:
Se pueden dar casos de encefalitis en un porcentaje sumamente bajo de los pacientes a quiénes se les aplican las vacunas de: difteria, tétano, tos ferina y sarampión, presentándose únicamente 1 caso por cada millón de dosis. Mientras que con la vacuna de la parotiditis se podría presentar 0,4 casos por millón de pacientes vacunados.

2. Convulsiones:
Con la aplicación de la vacuna de: difteria, tétano, tos ferina acelular podría afectar a cada 0,7 – 2 casos por cada 1000 vacunados, mientras que con la triple vírica (DPT) podría presentarse en 0,3 por cada mil pacientes.

3. Hipotonía y disminución de la conciencia en las primeras 10 horas:
Con la vacuna DT se podrían presentar 0,04 casos por 1000 vacunados, Con la vacuna de la difteria, tétanos y tos ferina acelular se podrían presentar 0,026 por cada 1000 vacunados; mientras que con el toxoide tetánico, difteria tipo adulto y HB la incidencia es de 0,014 por cada 1000 vacunados. Menos común aún son los casos con la vacuna polio inactiva, con una incidencia apenas de 0,007 casos por cada 1000 vacunados.

4. Polineuropatía:
El riesgo de sufrir esta complicación esta presente sobre todo en personas inmunodeprimidas a quiénes se les aplica vacunas de virus vivos.

5. Llanto e irritabilidad:
En pacientes menores de seis meses podría presentarse estos síntomas en las primeras horas. Usualmente desaparecen sin necesidad de algún tratamiento y los datos indican que únicamente afectan a 0,004 de cada 1000 vacunados.

Conclusiones

Las vacunas son productos biológicos sintéticos diseñados para la prevención de enfermedades, no subestime su efectividad,

Recuerde que lo mejor siempre será consultar a su médico de confianza.

admin

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *